Barrones de KLEEMANN


Herramientas de trituración para molinos de impacto

Los campos de aplicación de un molino de impacto de KLEEMANN son múltiples. Desde el procesamiento clásico de roca natural hasta aplicaciones de minería, pasando por el reciclaje de masas residuales de construcción, fundamentalmente hay dos objetivos que concentran la atención: incrementar la durabilidad y reducir los costes operativos. Las herramientas de trituración están expuestas a un nivel de desgaste que varía en función de diversos factores de influencia.


Aspectos destacados

Los barrones originales de KLEEMANN ofrecen más que solo las dimensiones correctas. Los materiales utilizados, los elementos de aleación y todo el proceso de fundición son importantes fundamentos para una herramienta de trituración fiable. Los campos de aplicación de un molino de impacto de KLEEMANN son muy diversos. Desde el procesamiento clásico de roca natural hasta aplicaciones de minería, pasando por el reciclaje de masas residuales de construcción, fundamentalmente hay dos objetivos que concentran la atención: incrementar el tiempo operativo del barrón y reducir los costes operativos.

Grado de aprovechamiento
Forma constructiva simétrica
Orificios
Bisel
Superficie de sujeción
Guía para la selección del barrón

El uso rentable de los barrones está influenciado por muchos factores, como p. ej. el material de alimentación, el número de revoluciones del rotor, la humedad, el tamaño de la alimentación o la proporción de trituración. Con la ayuda de los siguientes puntos puede determinar el barrón ideal para su caso de aplicación. Acceda a una selección de distintos barrones y ponga en marcha su aplicación con la herramienta de trituración optimizada desde el punto de vista de la rentabilidad.

Preguntas para la selección de
barrones adecuados para la aplicación:
  • ¿Qué material se va a triturar (p. ej. trituración de hormigón)?
  • ¿A qué nivel se puede clasificar el tamaño de la alimentación (p. ej., el grano más grande es 600 mm)?
  • ¿En qué rango se encuadra la abrasividad?
  • ¿Contiene el material fragmentos irrompibles?
Ver más ¡Mostrar menos
Averigüe cuál es el barrón adecuado para su aplicación y utilice para ello las siguiente sinopsis:
Comprobación del barrón determinado en cuanto a disponibilidad del tipo de trituradora:
Recomendaciones de uso para los barrones
Versión Material Denominación de Kleemann Propiedades Aplicación recomendada
Barrones monolíticos Acero al manganeso Monomanganeso El acero al manganeso se utiliza cuando se necesita un nivel alto de resistencia a los impactos o alargamiento a tensión máxima. En caso de una contundencia suficiente, el acero al manganeso del barrón se endurece (endurecimiento en frío) y reduce así el desgaste.
  • En caso de una baja abrasividad, p. ej. caliza
  • En caso de un tamaño de alimentación muy grande
  • En caso de una proporción muy alta de objetos irrompibles en el material alimentado, p. ej. hierro
Acero martensítico Monomartensítico Este acero combina dureza y resistencia a los impactos cuando el uso de acero al cromo provocaría daños por fractura. Además, los barrones martensíticos ofrecen una mayor durabilidad que los barrones de manganeso en aplicaciones con materiales abrasivos.
  • Escombros
  • Roca natural obtenida por voladura
  • En caso de un material de alimentación grande (dependiendo de la geometría de la boca de la machacadora)
Acero al cromo Monocromo El acero al cromo destaca especialmente por su gran dureza y tiene la ventaja de ser especialmente resistente al desgaste, de forma que el acero al manganeso y los aceros martensíticos se desgastan más rápido.
  • Reciclaje de escombros y hormigón con un contenido de hierro entre bajo y mediano
    • Tamaño de alimentación máximo 500 mm en caso de una frangibilidad de <40 %
    • Tamaño de alimentación máximo 400 mm en caso de una frangibilidad de <30 %
  • Roca natural de abrasividad entre mediana y alta
  • Asfalto
Materiales compuestos con matriz metálica Acero martensítico con inserción de cerámica Cerámica martensítica I El barrón está hecho de un cuerpo martensítico reforzado en el interior con inserciones de cerámica. Este material compuesto combina la dureza de la cerámica con las propiedades metálicas del acero y, en comparación con los barrones de aleaciones únicas, ofrece así una durabilidad entre 2 y 4 veces mayor.
  • Reciclaje de escombros con una proporción de hierro entre baja y mediana
  • Hormigón
  • Roca natural
Cerámica martensítica II
(MartPower
MartXtra)
La inserción de cerámica está incrustada a mayor profundidad y de forma más extendida. Así se conserva el borde de impacto hasta el desgaste sin residuos. Esto da lugar a un aumento de la durabilidad en comparación con los barrones de cerámica martensítica convencionales en aplicaciones más abrasivas.
  • Reciclaje de escombros con una proporción de hierro mediana
  • Hormigón
  • Roca natural
  • Asfalto
Acero al cromo con inserción de cerámica Cerámica cromada
(ChromComp
ChromXpert)
La composición entre cuerpo de cromo e inserciones de cerámica permite un perfil de desgaste homogéneo en los materiales previamente fracturados muy abrasivos que se dan sobre todo en las canteras y las graveras.
  • Etapa de trituración secundaria en caso de grava de río o roca natural muy abrasiva
  • Asfalto en caso de un tamaño de alimentación pequeño (menor de 350 mm)
  • Asfalto en caso de un tamaño de alimentación pequeño (menor de 350 mm)
Revisión de los barrones

La evaluación correcta del desgaste de los barrones es un requisito indispensable para el funcionamiento rentable de un molino de impacto. Un cambio de barrones en el momento adecuado garantiza el éxito en el trabajo y reduce considerablemente los costes operativos. A menudo, los barrones no se desgastan de forma homogénea en toda su anchura. El límite de desgaste se alcanza cuando en un punto del barrón se ha alcanzado la medida mínima indicada.

Los barrones presentan una forma simétrica, por lo que se pueden invertir una vez que se alcanza el límite de desgaste:
  • Abrir el molino de impacto siguiendo el manual de instrucciones de servicio.
  • Desconectar los componentes de la instalación y el generador diésel.
  • Asegurar el rotor.
  • Inspeccionar el límite de desgaste en todos los barrones.
  • Inspeccionar si los barrones presentan grietas o roturas.
  • Si procede, invertir los barrones o sustituirlos.
Ver más ¡Mostrar menos

Tenga en cuenta que una sustitución demasiado tardía provoca un mayor desgaste en el rotor y en la sujeción de los barrones. Esto tiene como consecuencia costosos daños y largos tiempos de inactividad de la máquina. Además de la necesaria sustitución de la coraza del rotor (soldadura de revestimiento duro), también se suelen dañar las cuñas de apriete de la sujeción de los barrones.

Barrón muy desgastado

El límite de desgaste asciende a 15-20 mm

Indicaciones generales sobre el cambio de los barrones:

  • Para la limpieza preliminar de la cámara de trituración se recomienda alimentar a la trituradora material limpio con fragmentos grandes durante unos minutos.
  • Montar y desmontar los barrones siempre de dos en dos como mínimo.
  • Usar siempre un equipo elevador y dispositivos de izamiento adecuados.
  • Abrir por completo la ranura de machacado antes de cambiar los barrones, a fin de evitar una colisión entre el barrón y el balancín tras el montaje de los nuevos barrones.
  • Una sustitución antirreglamentaria de los barrones puede provocar daños en la trituradora.
  • Usar el motor solo si los barrones están montados de forma reglamentaria.
  • Sustituir los barrones siempre sucesivamente.
  • Los barrones se deben sustituir también aunque solo esté roto uno de ellos.
  • Antes de ajustar la situación final, poner brevemente la máquina al máximo número de revoluciones (en la EVO, 1800 rpm) y comprobar a continuación la sujeción de cuña y, si procede, apretar los tornillos.
  • Dotar siempre de arandelas elásticas esféricas a los tornillos de tope de los dispositivos de sujeción. Tras unas dos horas de servicio, apretar los tornillos de tope.
  • Atención: un rotor sin asegurar puede provocar lesiones graves. Por consiguiente, ¡tener en cuenta las indicaciones de seguridad!

En el manual de instrucciones de servicio de la máquina correspondiente encontrará una descripción detallada sobre la sustitución de los barrones.

Desgaste por una sustitución demasiado tardía de los barrones

Desgaste en la zona del borde del rotor como consecuencia del desgaste del barrón en el área exterior

Datos

Componentes de los barrones

Además de su forma, el barrón se beneficia de las propiedades de sus respectivos componentes:

  • Un bisel orientado en la dirección de giro del rotor permite conservar durante más tiempo el borde de impacto y, por tanto, una mejor trituración durante un período prolongado.
  • Los orificios laterales garantizan el manejo rápido y sencillo durante el giro o la sustitución del barrón.
  • El saliente dispuesto en la parte trasera permite una introducción ideal de las fuerzas centrifugas en el rotor (solo en el C-Shape).
  • Las cuñas de apriete fijan los barrones y aseguran el soporte en las superficies de contacto del rotor. La superficie de sujeción trabajada ofrece en toda su longitud una adaptación exacta con un riesgo de rotura más reducido.

Los molinos de impacto de KLEEMANN están equipados con diversos rotores en función del tamaño y de la aplicación. El número de barrones montados depende en primer lugar de la geometría de la cámara de trituración y del comportamiento de introducción que se deriva de ella. En caso de geometrías de cámara de trituración pequeñas (anchura de entrada <1100 mm con diámetro de rotor <1100 mm), se utilizan rotores con dos o tres barrones. En las geometrías de cámara de trituración grandes (>1200 mm con diámetro de rotor grande >1200 mm) se equipan rotores que poseen cuatro barrones a fin de ampliar el espectro de aplicaciones. En la mayoría de las aplicaciones, estos rotores se utilizan con dos barrones altos y dos barrones bajos.

Geometría de los barrones

En función de la serie de las máquinas se emplean diversas formas de barrón.

Metalurgia de los barrones

En la práctica, diversos materiales han acreditado su valía en la producción de barrones. Los aceros al manganeso, los aceros con estructura martensítica (en lo sucesivo, referidos como «aceros martensíticos»), los aceros al cromo y los materiales compuestos con matriz metálica (MMC: Metal Matrix Composites, p. ej. la cerámica), en los que se combinan diversos aceros con un tipo especial de cerámica.

Acero al manganeso

Acero martensítico

Acero al cromo

Acero martensítico con inserción de cerámica

Un incremento en la dureza o la resistencia al desgaste del acero suele estar correlacionado con una menor resistencia a los impactos o una menor capacidad de carga de los barrones. Para garantizar unos tiempos operativos óptimos con un bajo riesgo de rotura, los barrones se deben seleccionar en función del material que se va a triturar, de las fracciones no triturables y del tamaño de la alimentación.